En aquests moments s'està celebrant la Junta d'accionistes del Banco Santander on també hi participarà amb veu i vot un membre del Centre Delàs . La seva intervenció serà la veu de prop de 200.000 accions delegades d'organitzacions que donen suport a la campanya del Centre Delàs "Per una banca desarmada".

Intervenció d'un membre del Centre Delàs a la Junta d'accionistes del Banco Santander per denunciar la seva participació en el negoci de les armes. 19/06/2009


En aquests moments s'està celebrant la Junta d'accionistes del Banco Santander on també hi participarà amb veu i vot un membre del Centre Delàs de Justícia i Pau. La seva intervenció serà la veu de prop de 200.000 accions delegades d'organitzacions que donen suport a la campanya del Centre Delàs "Per una banca desarmada", que pretén denunciar la relació entre les entitats financeres espanyoles i la indústria i comerç d'armes.

El Banc Santander també es beneficia del negoci de les armes, a través del finançament d'exportacions d'armes, la concessió de crèdits a empreses militars i la participació accionarial directa o indirecta d'empreses el sector armamentístic, com és el cas de la seva participació a través de Vista Capital (100% de la seva propietat) en Expal (Explosivos Alaveses), una important empresa d'armes espanyola, que produïa les ja prohibides mines antipersonal i les bombes de dispersió, i que continua produint i comercialitzant un bon ventall d'armes.

Més informació:www.centredelas.org
93 317 61 77 · Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.

Intervenció llegida davant la Junta d'accionistes:

Buenos días señoras y señores accionistas, miembros del Consejo de Administración. Ante todo, les agradezco la oportunidad que me brindan para expresar en esta asamblea mi opinión como miembro de Justícia i Pau, como accionista y ciudadano.

Mi nombre es Miquel González y mi intervención se va a centrar en sus políticas de inversión. En primer lugar, enumeraré las participaciones que poseen en empresas militares y, acto seguido, les explicaré cómo afecta esto a la compañía.

El Banco Santander Central Hispano participa en la actualidad en el 23% de la empresa MaxamCorp Holding a través de su sociedad de capital riesgo, Vista Capital. Este holding agrupa entre otras empresas a la compañía Explosivos Alaveses (Expal), empresa que se dedica íntegramente a la producción de bombas y explosivos. Hasta hace poco, Expal fabricaba bombas de racimo, las cuales están prohibidas hoy en España.

Además, el Banco Santander participa en el 14% de CESCE, agencia que asegura las exportaciones de material de defensa.

Según apareció en la Guía de Comercio, en abril del 2008 el Banco Santander (junto con otros bancos) ha suscrito un convenio de crédito para financiar dos contratos de CASA – EADS con las Fuerzas Aéreas Brasileñas por un importe de 554 millones de euros. Estos contratos incluyen la venta de 12 aviones C-295 y la modernización de 8 aviones P-3. Esta operación de financiación a la exportación es una de las más importantes de los últimos años.

En resumen, el Banco Santander contribuye directa e indirectamente en la producción y exportación de armamento. ¿Es esto coherente con sus políticas de compromiso social y sostenibilidad?

Las armas, creadas principalmente para destruir y matar, ni tienen un efecto social positivo, ni mucho menos ayudan a crear sostenibilidad, más bien todo lo contrario.

Sus participaciones en MaxamCorp Holding, propietara de Explosivos Alaveses, y en CESCE, son reprochables desde un punto de vista moral e incluso, injustificadas desde un punto de vista económico; su contribución es insignificante. En cambio, sí representan un grave riesgo para su banco.

De este riesgo se han dado cuenta otras entidades. El banco Fortis, ING y BBVA tienen políticas restrictivas de inversión en determinadas compañías que fabrican armas. ¿Por qué no siguen ustedes sus pasos o incluso mejor, por qué no lideran ustedes este cambio y se convierten en el primer banco que tacha a la industria militar de su cartera de inversiones?

Construir un mundo con menos armas, es decir, con menos guerras, está en sus manos.

Muchas gracias por su atención.