Desde que naciera en 1987, la fundación privada Arrels ha atendido a más de 6.000 personas sin hogar en Barcelona, a través de un programa de calle, con un centro abierto, un taller ocupacional y programas de hospitales y de acceso a la vivienda. 
 
--¿Cuántos sin techo hay en BCN?
--Un estudio con datos del 12 de marzo del 2007 fijó en 995 personas sin techo, y 911 pasaron la noche en la calle o en albergues. Según el ayuntamiento, los servicios municipales atienden unos 4.000 casos de personas sin techo en un año, pero cuesta mucho de determinar.

--¿A cuántas ha atendido Arrels?
-- A unas 1.000 personas en el 2008, desde personas que un día utilizan las duchas de nuestras instalaciones, a las 115 personas que están permanentemente alojadas. Es un seguimiento largo, de alojamiento, alimentación, integración social, diagnosis médica, inserción laboral o programa de residencias para mayores de 65 años.

--¿Ha cambiado el perfil de los indigentes en los últimos años?
--Hay un rejuvenecimiento, hay más inmigración y aumenta el nivel cultural. Según datos del 2005, un 13% de las personas sin hogar tenían estudios universitarios. También sube ligeramente el número de mujeres, pero así como la pobreza es femenina, la exclusión es masculina. Los hombres no saben avanzar con pocos recursos.

--¿Qué ocurre en las vidas de estas personas para acabar así?
--Muchos sufren problemas toxicológicos o de salud mental y, a la hora de generar oportunidades, estos son los últimos en llegar. Necesitan un apoyo más intenso. Nuestra vida es como una tela de araña en la que los hilos son la salud, el trabajo, las relaciones afectivas, etc. Si se rompe un hilo, puedes aguantar, pero cuando se rompen todos los hilos de golpe te caes.

--¿Con la crisis económica actual se ve más gente en la calle?
--A la gente que está sufriendo esta crisis nos la encontraremos dentro de unos años. Se han aprovechado poco los tiempos de bonanza para dar una respuesta eficaz a las personas que se encuentran en crisis. El problema no se soluciona cuando ya no duermen en la calle, es solo un primer paso.

--¿Cómo se puede colaborar con Arrels?
--Como voluntario, con donativos o involucrando a empresas. También ofrecemos charlas y visitas a escolares y vamos a las universidades para dar a conocer la realidad de la que somos testigos. Queremos transformar esta sociedad que genera exclusión.