Buenos días señores y señoras accionistas del Banco Santander, mi nombre es Annie Yumi Joh y les hablo en representación de la Campaña Banco Santander sin armas, de diversos accionistas que han delegado en mi sus acciones y de más de 400 ONG a nivel nacional e internacional. Mi intervención es para mostrarles que el Banco Santander es una de las entidades financieras españolas que más invierte en armas prohibidas por tratados internacionales, y pedirles que dejen de apoyar empresas que producen armas nucleares, las bombas de racimo y las armas de uranio empobrecido.

El Banco Santander afirma respetar principios y regulaciones internas e internacionales en sus operaciones pero los datos reales muestran que el Grupo Santander ha aportado 958.720.000€ desde el 2006 a la producción de estas armas. De acuerdo con nuestras investigaciones, sabemos que los fondos de inversión gestionados por el Santander incluyen acciones y bonos de 13 empresas que fabrican armas prohibidas, que el Santander ha dado apoyo a 4 de ellas en la emisión de bonos y acciones, y que el Santander tiene participaciones accionariales en otras cuatro empresas de armamento. Esto muestra que su supuesta regulación interna de financiación del sector defensa no sólo es insuficiente, sino también un engaño a sus accionistas, clientes, trabajadores y a la opinión pública, vista la larga lista de compañías del sector militar a las que el Banco Santander apoya.

Veamos en detalle de qué operaciones estamos hablando y qué tipo de armas fabrican las empresas financiadas por el Banco Santander, para que comprendan la gravedad de la situación:

- El Banco Santander ha gestionado fondos de inversión por valor de 96,72 millones de euros de empresas productoras de misiles nucleares, como BAE Systems, EADS y Boeing que además fabrica aviones de guerra. El Banco Santander gestiona también fondos de inversión de Lockheed Martin, una de las grandes productoras de bombas de racimo. Cabe resaltar que 1/3 de las víctimas de esta arma son niños y niñas. Northrop Grumman, también cliente del Santander, fabrica los misiles nucleares intercontinentales Minuteman III .

En esta macabra lista aparece también General Dynamics, empresa involucrada actualmente en la producción de bombas nucleares y armas de uranio empobrecido, Honeywell que participa en un proyecto que está destinado a prolongar el ciclo de vida de las armas nucleares Trident II a la marina de los Estados Unidos; y Safran, que participa en la construcción del nuevo misil nuclear M51 para los nuevos submarinos franceses, con un valor estimado de 3.000 millones de euros. El M51 será capaz de cubrir una distancia de más de 6.000 kilómetros.

- El Banco Santander ha asistido a Finmeccanica, Boeing y Thales en la emisión de bonos por un valor total de 150 millones de euros. Thales, fabricante  junto con EADS, Safran y otras entidades, del destructivo misil nuclear M51, mencionado anteriormente.

- El Banco Santander es propietario de bonos de Finmeccanica a través de fondos de inversión por un valor de 3 millones euros. Finmeccanica es una empresa armamentística italiana, participada en un 2,01% por la Libian Investment Authority (LIA) del gobierno libio, que ha realizado recientes y suculentos negocios con el gobierno de Gadafi, cuyas armas han sido utilizadas en la represión de la población civil de este país de los últimos tiempos. Además tiene una participación del 25% en MBDA, que construye los misiles nucleares ASMP-A para el ejército del aire francés.

- En los últimos cinco años el Banco Santander ha participado en créditos sindicados que están pendientes de devolución a un gran número de empresas que fabrican armas controvertidas, como las mencionadas anteriormente (Boeing, EADS, Finmeccanica, General Dynamics, Honeywell, Safran y Lockheed Martin).

Durante los últimos años el Banco Santander ha brindado con variadas operaciones financieras casi 1.000 millones de euros a la producción de bombas de racimo, bombas nucleares y armas de uranio empobrecido, muchas de ellas probablemente usadas en algunos de los conflictos armados de los últimos años, con lo que constatamos que las regulaciones del Banco Santander sobre armamento no sirven para reducir o acabar con sus inversiones en la industria militar más cuestionable, sino más bien al contrario.
Sr. Presidente y Consejo de Administración, quisiéramos saber qué parte de sus 8.181 millones de beneficios anunciados para el ejercicio 2010 provienen de sus negocios con el sector armamentístico y en concreto de la producción de armas nucleares, municiones de racimo o de uranio empobrecido. De saberlo, podrían valorar sus accionistas si prefieren seguir lucrándose del negocio de estas armas tan controvertidas, o si como la gran mayoría de la sociedad española, rechaza los beneficios provenientes de negocios ilegítimos y reprobables como los relacionados con la producción de armamento como el aquí expuesto.

Tras entrevistarnos con algunos representantes de su banco, nos indicaron que estas empresas mencionadas, clientes vuestros, han firmado una declaración con su banco indicando que no producirán armas. Nos resulta difícil creerlo teniendo en cuenta que estas productoras  se encuentran en la lista negra del Fondo de Pensión Noruega y holandés junto con el banco holandés Rabobank.

No importa el tipo de operación financiera de que se trate, cualquier vínculo con estas empresas hace cómplice a su banco en la violencia armada, destrucción y las muertes de miles de civiles por todo el mundo y además, genera un grandísimo riesgo en su reputación corporativa. Le pedimos que cancele totalmente sus operaciones con las empresas de armamento, especialmente con las aquí expuestas, y demuestre liderazgo ante las demás entidades financieras dejando la financiación de armas.


Gracias por su atención.

Buenos días Sr. Presidente, señores y señoras accionistas del Banco Santander, mi nombre es Jordi Calvo Rufanges y les hablo en representación de la Campaña Banco Santander sin armas, compuesta por el Centro Delàs de estudios por la paz de Justicia y Paz Barcelona, el Observatorio de la Deuda en la Globalización y Setem. También les hablo en nombre de diversos accionistas que han delegado en la campaña 300.000 acciones.

Mi intervención es para denunciar que el Banco Santander es, tristemente, un actor clave en la financiación  de la industria de armamento en todo el mundo, ayudando de esta manera a que las más de treinta guerras que hoy en día son escenario de la violencia armada, sigan recibiendo su principal herramienta, las armas.
 
Quisiera recordarles que las armas, ligeras y pesadas, producen cada año millones de víctimas. Muchas de ellas pierden la vida y otras muchas deben vivir el resto de sus vidas mutiladas y sumidas en la más profunda miseria como consecuencia de la violencia armada.

La responsabilidad de las entidades financieras en este sentido es enorme, porque las empresas de armas no podrían subsistir en la mayoría de los casos de no ser por el apoyo financiero que reciben. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que miles de muertes violentas podrían ser evitadas si no existirá el apoyo de las entidades financieras, y por tanto del Banco Santander, a las empresas de armamento.

Veamos, Sr. Presidente, algunas de las armas que fabrican las empresas a las que ustedes ayudan con diversos productos financieros. El Banco Santander ayuda a la producción de misiles, bombas, explosivos, municiones, blindados e incluso electrónica militar tan necesaria para hacer las guerras del presente y del futuro. Especialmente importante es el caso de la participación en Expal a través de Vista Desarrollo, una empresa que fabricaba hasta que les fue prohibido minas antipersonal y bombas de racimo.

En concreto, es escandaloso que el Banco Santander se vea involucrado en la producción del nuevo misil nuclear M51 que será capaz de cubrir una distancia de más de 6.000 kilómetros (con este alcance, este misil, evidentemente, no es un arma defensiva). Ayuda también su banco a la fabricación de otros misiles nucleares, como los ASMP-A, los M45 y a la producción y mantenimiento de los misiles balísticos intercontinentales tierra-tierra Minuteman III.

El Banco Santander ayuda también a las empresas que fabrican los actuales submarinos Trident de clase Vanguard que están equipados con misiles nucleares y de uranio empobrecido para los tanques Challenger. Esta munición fue utilizada durante las dos guerras del Golfo. Es destacable también el apoyo a la fabricación de los submarinos nucleares de clase Ohio de la marina de los Estados Unidos que están equipados con misiles Trident.

Quisiéramos denunciar con especial énfasis que el Banco Santander financia a una de las empresas más importantes de armas del mundo, Lockheed Martin, un conocido fabricante de munición de racimo, en concreto, de un sistema de lanzamiento de múltiples cohetes con un gran poder destructivo.

Queremos denunciar Sr. Presidente, ante los señores y señoras accionistas y ante los medios de comunicación aquí presentes ,que el Banco Santander está lucrándose del negocio de la guerra, algo inaceptable para la sociedad española y de todo el mundo.

En último lugar, quisiera hacerle a usted, Sr. Emilio Botín, y a todos los señores y señoras accionistas del Banco Santander, algunas preguntas que les pueden hacer reflexionar:

- ¿Dónde está el límite moral en las operaciones del Banco Santander para conseguir beneficios?
- ¿Acaso no le importan las decenas de miles de víctimas de la violencia armada?
- ¿Todo vale para conseguir más y más beneficios económicos?
- ¿Es este el precio que deben pagar quienes tienen la desgracia de padecer la violencia de las armas?
- ¿A cuántos dividendos están ustedes dispuestos a renunciar por no ser cómplices de la muerte, el sufrimiento y la destrucción que producen las armas?
- ¿Acaso es la codicia el único valor presente en esta sala o tienen ustedes, señores y señoras accionistas y usted, Sr. Emilio Botín, valores más humanos?

Sr. Emilio Botín, señores y señoras accionistas del Banco Santander, nos sentimos no solo con el derecho, sino con el deber de exigirles que cancelen de inmediato todas sus inversiones en armas. No importa el dinero que dejen ustedes de ganar, que para ustedes sería totalmente prescindible, lo que aquí importa son las muertes y mutilaciones que conseguiríamos evitar.

Gracias por su atención.

Jordi Calvo Rufanges
Centro Delàs de estudios por la paz de Justicia y Paz Barcelona
Rivadeneyra, 6, 10º. Barcelona, 08002.

Des de les parròquies de Sant Cugat i Sant Jaume de Salt reiterem la nostra voluntat i el nostre esforç per a la bona convivència amb els nouvinguts, siguin de la religió que siguin.

Els nouvinguts formen part del nostre poble de Salt, amb els mateixos drets i deures que els saltencs de sempre. Ja no hi ha marxa enrere, volem conviure en la diversitat, seguint la recomanació de sant Pau: “Que tothom us conegui com a gent de bon tracte” (Filipencs 4,5).

Demanem que la llibertat religiosa i el dret a tenir llocs on exercir-la legalment no sigui reduït o condicionat per interessos.

Rebutgem els enfrontaments inútils, atiats de vegades per persones externes al nostre poble. Ara és el moment d’aprendre a conviure i caminar junts cap a una societat de valors interculturals, tal com intentem treballar des de la Taula de Diàleg Interreligiós i des de tantes entitats, grups i associacions de Salt.

Volem conviure com a poble, en l’acostament mutu, el respecte i la interculturalitat.

Salt, 26 d’agost de 2011.

Els responsables de les parròquies de Sant Cugat i Sant Jaume de Salt.

Des de Justícia i Pau de Girona, volem declarar el nostre ple suport a l’Arcadi Oliveres, president de Justícia i Pau de Barcelona.

1. Per la seva trajectòria de més de 40 anys en la defensa de la Pau, la no-violència, els Drets Humans i la Justícia Social.

2. Per estar sempre al costat de les veus i entitats crítiques i amb voluntat de transformació d’un sistema econòmic i polític injust, amb xerrades d’una gran claredat que conviden a la mobilització perquè un altre món, i una altra societat, és possible.

3. Per què coherent amb la seva trajectòria ha fet costat al moviment dels “Indignats i indignades” en tot allò que se li ha demanat de participar, per donar i ampliar la seva veu. Com va fer una vegada més a Girona en la multitudinària conferència del proppassat diumenge 5 de juny.

4. També coherentment amb la seva trajectòria s’ha manifestat sempre per unes accions no-violentes  dins del moviment del 15M,  tal com ho va reafirmar a la roda de premsa del mateix dimecres 15 de juny per valorar els fets ocorreguts en el Parlament de Catalunya.

5. Que una part de les seves declaracions referides a actuacions de la policia en algunes actuacions d’anys enrere, de les que ja s’ha disculpat per si poden haver estat mal interpretades, no poden emmascarar que sempre ha defensat i promogut l’acció no-violenta en les manifestacions dels “indignats/des”.

6. Reconeixem que l’Arcadi Oliveres ha seguit sempre els principis i valors que promou la nostra entitat de Justícia i Pau, i en aquests moments de crisis, incerteses i noves esperances, necessitem més que mai la seva veu profètica.

Girona, 20 de juny de 2011

El proper dilluns 3 d’octubre, a les 19 h a la seu de Cristianisme i Justícia (Roger de Llúria 13, Barcelona), Justícia i Pau i Cristianisme i Justícia iniciem els dilluns dels Drets Humans, cicle que organitzem de manera conjunta des de fa més de 10 anys.

La primera sessió, que porta per títol “Retallades socials: hi ha alternatives?”, la dedicarem a analitzar el procés de retallades socials: la persistent crisi econòmica i les dificultats amb el deute públic han portat a totes les administracions públiques a reduir el dèficit pressupostari mitjançant una retallada de les despeses, especialment les relacionades amb els serveis públics i les prestacions socials. Tindrem com a convidats Jordi Roglà, director de Càritas Barcelona, Agustí Colom, professor de Teoria Econòmica de la UB, i Joan Majó, conseller assessor de la Comissió Europea en matèria de telecomunicacions i informàtica.

De manera prèvia a la conferència, Joan Majó ens respon unes primeres preguntes sobre la qüestió:

Són les retallades socials l’única mesura possible davant la crisi del deute tant a escala estatal com autonòmica? Hi ha alternatives?

És indubtable que s’ha produït un desequilibri en els pressupostos públics a causa d'una progressió de despeses no compensada per un augment d’ingressos. Cal reequilibrar per no haver de recórrer excessivament a l’endeutament.  Es pot aconseguir disminuint la despesa o augmentant l’ingrés. La reducció de la despesa és bona si és conseqüència d’eliminar abusos, ineficiències o prestacions de dubtosa necessitat. Però de cap manera és l'única mesura.

Quines creus que poden ser a mitjà i llarg termini les conseqüències d’una mesura així?

Segons quines retallades, tenen dos efectes perversos. A curt, retarden la recuperació de l’activitat econòmica i perjudiquen l’evolució de l’atur.  A llarg, poden augmentar  la pobresa i l’exclusió social.

Quines sortides ens queden per fer front a les conseqüències negatives d’aquesta decisió?

Hem d’oposar-nos a les retallades d’una  forma selectiva, per tant no a totes….I hem de lluitar per un augment dels ingressos, tant per un augment dels impostos com de les taxes. Però hem de tenir molt clar que hem de promoure l’augment d’aquells impostos que son “progressius” i d’aquelles taxes que afecten només les rendes altes.