Un año más, vuelve a convocarse la Campaña de Objeción Fiscal, organizada por SIOF (Servei d’Informació de l’Objecció Fiscal a les despeses militars) donde, desde hace unos años, colabora Justícia i Pau.

La campaña empieza a principios de mayo y se alarga un mes y medio. Este año buscamos gente que quiera participar! Solo han falta un par de horas disponibles martes por la tarde y muchas ganas. No hay que ser experto en la materia y ayudarás a hacer que el dinero de los impuestos de la población se destinen a causas más justas. Si estás interesado envía un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Con esta objeción fiscal, basada en un acto de desobediencia civil para negar la colaboración con el estado en la preparación de guerras y el mantenimiento de la estructura militar, se consigue desviar parte de los impuestos destinados a gasto militar a la financiación de proyectos con finalidades sociales. Por lo tanto, tal como se informa en la web de la campaña, no se trata de pagar menos impuestos, se trata de donarlos a una causa más justa. En este sentido, los presupuestos del Estado se financian tanto con los impuestos directos, como con los indirectos. Así, a pesar de la carencia de un margen de acción sobre los impuestos indirectos que paga la ciudadanía, este margen lo podemos encontrar en los directos.

Por lo tanto, convertirse en objetoras y objetores fiscales acontece una lucha que, además de su carácter de resistencia a las cuestiones militares, tiene un fuerte componente de solidaridad social. Quien hace Objeción Fiscal decide dónde enviar el dinero de su objeción desviando el porcentaje que corresponde al ministerio de defensa, de acuerdo con los presupuestos del Estado, o bien estableciendo una cantidad fija.

Para más información, podéis acceder a la web de la Campaña para la Objeción Fiscal, o bien contactando con la sede de Justícia i Pau Barcelona (93 317 61 77).