jornadestaulacolombiapLos días 29 y 30 de junio se han celebrado las XV Jornadas de la Taula Catalana per la Pau i els Drets Humans a Colòmbia, "Defensar els qui defensen: reptes en la protecció de defensors i defensores dels drets humans en el marc del procés de pau a Colòmbia".

Las Jornadas han contado con la participación de reconocidos expertos colombianos y europeos como Franklin Castañeda, defensor de derechos humanos, representante de la Coordinación Colombia-Europa-Estados Unidos y del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), Víctor Barrera, investigador del Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia, Elena Ambrosi Turbay, procuradora delegada para el Apoyo a las Víctimas del Conflicto Armado y los Desmovilizados - Procuradoría General de la Nación (Colombia) y Emma Achilli, jefa de la Oficina de la Unión Europea de la organización Frontline Defenders.

jornadestaulacolombia4

El jueves por la mañana tuvo lugar la primera sesión interna entre las entidades miembro de la Taula, durante la cual los expertos analizaron los avances y retos en la implementación del proceso de paz en Colombia, abordando los diferentes puntos del Acuerdo de Paz:

  • la Reforma Rural integral;
  • la participación política de los ex­guerrilleros;
  • el Cese al Fuego y de Hostilidades y Dejación de las Armas;
  • las garantías de seguridad y la lucha contra las organizaciones criminales;
  • la solución al problema de las drogas ilícitas;
  • las víctimas;
  • los mecanismos de implementación y verificación.

Durante la tarde del jueves, en el Pati Manning, se llevó cabo una sesión abierta sobre el análisis de la “situación actual de los defensores y defensoras de derechos humanos en Colombia y el balance de los mecanismos empleados para su protección”. En particular los ponentes abordaron los siguientes temas:

  • el panorama general de la situación de inseguridad para líderes sociales y defensoras y defensores de DDHH en Colombia;
  • el rol de los Grupos Armados Posdesmovilización (GAPD) y otros actores armados en la situación de inseguridad de defensoras y defensores de DDHH en Colombia;
  • los retos de protección a líderes sociales e implicaciones en la implementación de los acuerdos de paz entre el Estado colombiano y las FARC-EP;
  • el nuevo marco de apoyo a víctimas del conflicto armado colombiano;
  • los mecanismos de protección y apoyo previos y posteriores al acuerdo de paz;
  • los éxitos y limitaciones de los mecanismos de protección de defensores y defensoras de derechos humanos desde el ámbito de actuación de la comunidad internacional.

Al terminar las ponencias, se organizó una mesa redonda moderada por David Bondia (Presidente del Institut de Drets Humans de Catalunya), acerca de “los mecanismos de protección alternativos para defensores y defensoras de derechos humanos que se podrían aplicar en Colombia desde la perspectiva de la comunidad internacional”.

jornadestaulacolombia3La Jornada en el Pati Manning fue cerrada por David Llistar, director de Justícia Global i Cooperació Internacional del Ayuntamiento de Barcelona y Manel Vila i Moltlló, director general de Cooperació al Desenvolupament de la Generalitat.

Durante la mañana del viernes se llevó a cabo la segunda y última sesión interna de la Taula, que abordó las “propuestas de intervención de la comunidad internacional para mejorar la efectividad de los mecanismos de protección para los líderes sociales y los defensores de derechos humanos en Colombia”.

El Acuerdo de Paz firmado entre el gobierno colombiano y los representantes de las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo) ha creado instituciones y mecanismos que los expertos valoran de manera muy positiva. Sin embargo, estas medidas necesitan ser implementadas de manera rápida y fiel a lo acordado para que cesen los asesinatos de defensores y defensoras de derechos humanos y, en general, la violencia que asola el país, para lograr finalmente una verdadera pacificación con miras al respeto de los DDHH y al desarrollo integral de Colombia. En este sentido, se subrayó la importancia de la reciente entrega definitiva de las armas por parte de las FARC-EP, el valor de la Mesa de conversaciones que se ha instalado entre el gobierno y el ELN (Ejército de Liberación Nacional), el segundo movimiento de guerrilleros más poderoso del país, y el papel que jugarán las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo año.

Para que la paz sea efectiva en Colombia son necesarias una gran participación de la sociedad civil y una voluntad política firme, que derive de un gobierno que goce de un amplio apoyo popular. Sin estos importantes factores, el riesgo que la paz pueda fracasar será muy concreto.

Francesco d'Amico

jornadestaulacolombia2