treball decent

El pasado 1 de marzo celebramos un acto en el marco de la campaña “No qualsevol treball, sinó un treball decent”, impulsada por diferentes entidades de iglesia, que actualmente nos hemos organizado en la plataforma Església pel Treball Decent: ACO, JOC, GOAC, Caritas, Justícia i Pau, Cristianisme i Justícia, Mans Unides, Acció Solidària contra l’Atur i la delegació diocesana de pastoral obrera.

El acto, que se llevó a cabo en la escuela Jesuitas del Clot, consistió en una mesa redonda que llevaba por título “¿Cómo conseguir hoy un trabajo decente?”. En dicha mesa participaron los siguientes ponentes:
• María Recuerdo, secretaria general del sindicato USOC.
• Enric Vinaixa, director general de relaciones laborales y calidad en el trabajo del departamento del trabajo, asuntos sociales y familias.
• Rosa Llamas, directora de personas y organización del grupo CLECE.
• Josep M. Ureta, moderador, periodista.

En la fila cero también pudimos contar con la intervención de representantes de la Confederación de Trabajadores Autónomos de Cataluña, el colectivo “Las Libélulas”, la CGT, la Asamblea de Parados de Barcelona y los Movimientos Obreros Cristianos (JOC, ACO, GOAC).

La reivindicación de todos los participantes fue clara “no cualquier trabajo, sino un trabajo decente”. Pero ¿qué es un trabajo decente? Lo podríamos definir, como aquel imprescindible que te cubra todas las necesidades elementales o básicas para un buen desarrollo humano dentro de la sociedad que compartimos. Aquel que te permita vivir, desarrollar una familia, tener una vivienda, disfrutar de una buena educación. Aquel trabajo que este bien remunerado, en función de las horas que le dediquemos al mismo, y donde la empresa no escatime salario por exceso de horas no cobradas o fuera del contrato establecido con el trabajador, donde el trabajador se sienta valorado dentro y fuera de la empresa. Con un jornada laboral regulada por convenio y un calendario establecido para compaginar la vida laboral con la familiar y el ocio.

Los intervinientes en este acto, dieron constancia de la situación laboral aquí en España y de la falta de oportunidades de la juventud, que después de acabar los estudios deben emigrar a otros países para introducirse en el mercado del trabajo, con las consecuencias que ello conlleva para las familias. El trabajo precario, con contratos basura, y la desigualdad entre género, es también otro factor a tener en cuenta para lograr un trabajo decente. La estabilidad laboral y la falta de regulación en muchas ocasiones por parte de las administraciones, generan conflictos laborales que desestabilizan el mercado, y repercute en todos los sectores incluidas las pensiones de las personas que ya han abandonado su etapa de trabajo. Todo ser humano tiene derecho a un trabajo decente y su dignidad debe ser respetada, tal y como establece la Constitución española.

Todos los intervinientes destacaron la importancia de ciertos puntos a tener presentes en cuanto a desigualdades a abordar: se han de mejorar las condiciones laborales y buscar equilibrio, la globalización tiene que ser equitativa. Todo el mundo ha de poder desarrollar una vida digna gracias a un trabajo decente. Sin embargo, la reciente reforma laboral española permite condiciones de trabajo indecente. Esta situación es inaceptable. Los sindicatos deben oponerse a ello. Las empresas deben ser rigurosas y cumplir con los convenios. Cien años después de conseguirse en España la jornada laboral de 8 horas, parece que apenas se ha avanzado.

Las reivindicaciones que pudimos escuchar, entre otras, fueron: una sociedad que tenga como objetivo prioritario un trabajo decente para todos, una valoración de ocupación tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo, una recuperación económica acompañada de una ocupación suficiente y una mejora de la recuperación social.

Y, sobre todo, nos recordaron que el trabajo ha de ser un bien y un derecho fundamental de toda persona y que está vinculado directamente a la dignidad humana. Este derecho está reconocido en el artículo 23 de la Declaración de los Derechos Humanos y en los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, así como en los diferentes tratados internacionales de derechos humanos y es descrito en la declaración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativa a los Principios y Derechos Fundamentales del Trabajo.

 

acte treball decent18

 


Joaquín Fresnedoso Ríos

 

Podéis ver el vídeo de la campaña aquí.