Alex Masllorens EdOLa democracia en peligro

Artículo de opinión de Àlex Masllorens, miembro de Justícia i Pau Barcelona.

Se acerca otro ciclo electoral con la confluencia de varios niveles de representación: municipal y europeo aquí; en otros lugares, autonómico y en todas partes quizás, incluso, a las Cortes españolas. Y una vez más puede resultar oportuna una reflexión sobre el significado de la democracia. A menudo se dice que no nos podemos conformar pensando que la responsabilidad de la ciudadanía se termina con la elección de sus representantes en las instituciones de gobierno. Y es verdad.

Nuria Carulla EdOArtículo de opinión de Núria Carulla Musons, miembro de la Junta de Justícia i Pau de Barcelona.

Justicia climática y derechos humanos

El día 10 de Noviembre quise ir a la Marcha por el Clima que contaba con el apoyo de muchas entidades. La manifestación pretendía concienciar sobre el riesgo real que supone el cambio climático y las consecuencias que puede acarrear para la vida en el planeta, al mismo tiempo que proponía medidas que pueden ayudar a cambiar la tendencia actual.

Fernando Gomez EdOArtículo de opinión de Fernando Gómez Carvajal, miembro de Justícia i Pau Barcelona.

Sobre la necesidad de un pacto social para la atención de los MENA

En las últimas semanas hemos sido espectadores de la aparición de una triste polémica en torno al crecimiento exponencial de Menores No Acompañados (MENA). Estos niños y adolescentes que llegan sin que ningún adulto responsable, procedentes principalmente del Magreb, se concentran en gran número en las comunidades de Andalucía, País Vasco y Cataluña, donde son tutelados por sus administraciones. Para hacernos una idea de la problemática pública y social que ello representa, en 2015 en nuestro país había entre 300 y 400 MENAs, y se prevé cerrar este año con 3.000 jóvenes que requieren atención.

Articulo de opinión de Joan F. López Casasnovas, miembro de Justícia i Pau Menorca

Toda la vida vais a ser pobres

Las desgracias dejan aislado a quien las padece. Pasado el impacto informativo, lo vuelven invisible. Incluso cuando aquellas han golpeado los ojos de todo el mundo, como ha ocurrido con la guerra de Siria, por no referirnos a otros crímenes de lesa humanidad, en un momento la emoción y la solidaridad se desvanecen y surge la indiferencia y el olvido. ¿Recuerdan la imagen de aquel niño muerto en una playa mediterránea? Aylan Kurdi, devuelto por el mar. He ahí una expresión terrible que los habitantes insulares usan a veces como si el mar no quisiera quedarse con tanta vesania. Aylan, el niño del Kurdistán, de una nación sin Estado y repartida entre Siria, Irak y Turquía, yace a pie de playa con los labios resquebrajados por la sal, blanca eternidad para el baúl de sus sueños. ¿Quiénes recordarán a los Aylan que han llegado a Dios huyendo del hambre y de las bombas, la crueldad y el odio? Aquí no llega el ruido de las armas; aquí, en el Reino de España, se fabrican, inteligentes, infalibles, y también buques de guerra, cuya producción, si se parase, aumentaría el paro y el PIB disminuiría. Como la desvergüenza y la dignidad respectivamente. Realpolitik.

Artículo de opinión de Maria Martín Goula, colaboradora de Justícia i Pau.

Cuotas de género sí, ¡pero al revés!

El mundo se mueve por la paridad de género. Hace casi un mes, la ministra Carmen Calvo anunciaba que por ley se obligará a que los consejos de administración de las grandes empresas tengan al menos el 40% de personas representantes de un género. Igualmente, el Estado de California aprobó la ley SB826 con el mismo objetivo: obligar a la paridad de género en los consejos de empresas públicas y así acercarse más a la igualdad de género y reducir la brecha salarial. Sin lugar a dudas, estas leyes son fundamentales y han dado resultados positivos en varias partes del mundo y también han contribuido a reducir la brecha salarial. A pesar de estos beneficios, las leyes de cuotas de género, tal y como están planteadas, no dejan de ser una manera de reforzar la idea de que hay unos roles más valorados —a los que se refieren las leyes, como ahora los consejos de empresa y cargos políticos— que han sido tradicionalmente ocupados por hombres.