Artículo de Xavier Merino i Serra, miembro de Justícia i Pau Girona.

 

El documental "La granja del paso"

Recientemente he visto el documental La granja del paso en el cine Truffaut de Gerona. Dirigido por Silvia Munt, muestra el funcionamiento de la PAH de Sabadell que hace las asambleas semanales en una antigua masía rehabilitada por el ayuntamiento, que da nombre a la película. En ella salen las asambleas y acciones de la Plataforma, así como entrevistas a diferentes afectados que explican el proceso que les ha llevado a haber sido desahuciados de su domicilio. También evidencia que los desahucios afectan a personas y familias de toda clase, desde gente del país de clase media hasta a inmigrantes de todos los continentes y de toda clase de estatus social.

El documental cuenta la evolución de las personas que asisten por primera vez a una asamblea cuando están en riesgo de ser desahuciados o ya han sufrido el desahucio. Ya conocen el problema y habían oído a hablar de la PAH pero, como aún no les afectaba, no habían tenido suficiente sensibilidad para solidarizarse con los afectados; el hecho de recibir la solidaridad gratuita y desinteresada de personas que viven en una situación semejante a la suya les transforma y toman parte activa en las luchas de la PAH y en la solidaridad entre los afectados.

La información que recibimos de los medios de comunicación sobre los desahucios muchas veces consiste en estadísticas frías que no nos explican nada. El documental hace descubrir y vivir la realidad de los que sufren esta plaga que, desde el año 2008 en que estalló la crisis, se ha agravado progresivamente.

Recuerdo que la primera ILP sobre vivienda que se presentó en el Parlament de Catalunya en la época del tripartito fue rehusada. He probado varias veces de encontrar la información de los trámites del expediente en la web del Parlament y siempre me sale un texto que dice: “Se ha producido un error. Por favor, vuelvan a intentar la consulta pasados unos minutos” El número del expediente es el 202-00018/08. El 08 indica que es del año 2008. También se presentó otra ILP al Congreso de los Diputados el año 2011 y tampoco prosperó.

No se puede entender el desinterés de las instituciones políticas, que en teoría nos representan, en el problema de la vivienda. Y más si tenemos en cuenta que el artículo 25 de la Declaración Universal de los DDHH, en el apartado 1, dice que “toda persona tiene derecho a un nivel de vida que asegure su salud, su bienestar y los de su familia, especialmente en cuanto a (…) vivienda (…) Y el apartado 3 del artículo 16 de la misma declaración dice que “la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad, y tiene derecho a la protección de la sociedad y del estado”. El Estado español subscribió esta Declaración y tenemos que pensar que si alguna vez Cataluña se convierte en miembro de la ONU también la suscribirá. A pesar de esto es evidente que los derechos humanos se tienen muy poco en cuenta a la hora de legislar y de gobernar.

Pero la ciudadanía en general, ¿está concienciada de este problema? Yo diría que muy poco. El día que fui al cine, cuando la película estaba a punto de empezar, en la sala estábamos tan sólo tres espectadores. A última hora entró un grupo de una docena de personas que, al terminar la sesión, nos contaron que eran de las PAH de Salt y de Sant Feliu de Guíxols y, naturalmente, éstos sí estaban concienciados.

Decían que hace falta mucha información sobre el problema de los desahucios y la dificultad que tienen muchas personas para encontrar una vivienda digna y que es muy bueno que se haya hecho este documental para darlo a conocer al público en general. Pero, la parte de la ciudadanía que no sufre el problema y no tiene familiares ni amigos cercanos que lo sufran, ¿tiene ningún interés en adquirir este conocimiento? Esperamos que TV3, coproductora del documental lo emita muy pronto y así pueda llegar a buena parte de la población.

 

Xavier Merino i Serra
11/01/2016