Artículo de Xavier Merino i Serra, miembro de Justícia i Pau Girona.

 

Documental Dixan, Argel-Banyoles-Argel

El día 23 de enero del 2003, de madrugada, agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, irrumpieron en los domicilios de veintiséis inmigrantes residentes en varias poblaciones de las provincias de Gerona y Barcelona. Fueron detenidos con la acusación de tener substancias químicas para la fabricación de explosivos. Era la Operación Estanque. Con esta operación se querría hacer presente la amenaza del fundamentalismo islamista y justificar el apoyo del gobierno Aznar a la guerra de Iraq. Al cabo de poco tiempo se supo que los productos químicos peligrosos que les habían decomisado eran jabones y detergentes y la operación, a nivel popular, fue bautizada como Operación Dixán. Por la falta de pruebas y por la presión popular los detenidos fueron puestos en libertad sin cargos poco después.

Pero al cabo de unos meses el juez Ruiz Polanco, que había llevado el caso, fue relevado por el juez Garzón. Éste reabrió el sumario e hizo detener a seis de las personas detenidas inicialmente. A pesar de no haber ninguna prueba, ni tan sólo indicios de actividad delictiva, cinco de los procesados fueron condenados a trece años de cárcel. El recurso al Tribunal Supremo hizo que se rebajasen las condenas a seis y nueve años que tuvieron que cumplir íntegramente. Al terminar la condena fueron expulsados a Argelia.

Otros de los detenidos inicialmente fueron enviados por extradición a Argelia, donde aparentemente tenían alguna causa pendiente. Una vez en su país fueron puestos en libertad sin cargos pero no consiguieron volver.

Los detenidos tuvieron siempre el apoyo de la Plataforma Aturem la guerra de las comarcas gerundenses, la cual recibió el soporte de otras muchas entidades como Justicia y Paz.

Después de diez años de los sucesos, algunos miembros de la Plataforma Aturem la Guerra tuvieron la idea de llevar a cabo el documental con la finalidad de recuperar estos acontecimientos del olvido y facilitar la reflexión sobre el racismo, la islamofobia y los montajes policiales contra supuestos grupos terroristas.

Tres miembros de la Plataforma se desplazaron a Argelia y se entrevistaron con cuatro de los protagonistas del caso: Souil, Alí, Zakaria y Mohamed. El documental que ha resultado, muy bien realizado, permite conocer de primera mano el relato de los hechos y los recuerdos de estos cuatro protagonistas y de algunos miembros de sus familias. En aquella época, junto con otros miembros de Justicia y Paz de Gerona, participaron en las manifestaciones a favor de los encausados, y en otras actividades. El documental me gustó mucho y me hizo estar pendiente de la pantalla durante toda la proyección. Me impresionó de forma especial oír la voz del juez Ruiz Polanco que justificaba la puesta en libertad de los detenidos porque no había ninguna pista, ningún indicio, ningún hecho que hiciera pensar que fuesen culpables de nada. Me parece que es muy aconsejable verlo y conocer bien esos hechos que seguramente no han sido los únicos en el Estado español. Y, también, hacer evidente la conveniencia de contrastar las informaciones que nos llegan, las cuales, desgraciadamente, muchas veces están tergiversadas.

El documental se presentó en el Cine Truffaut de Gerona el día 1 de junio como epílogo de los actos del IV Memorial Sebastià Salellas, que fue abogado defensor de los acusados. A causa del aforo limitado del local, se repitió la presentación el día 3 de junio. El día 9 se presentó en Banyoles y el 16 habrá la presentación en el Ateneo Salvadora Catà de Girona. También está prevista la presentación en la Filmoteca de Catalunya en Barcelona, el día 29 de septiembre a las siete de la tarde.

El próximo día 26 será el Día Internacional de Apoyo a las Víctimas de la Tortura. El artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 dice que "Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes". En el caso Dixán siempre me había parecido ver una transgresión clara de este artículo y después de haber visto el documental estoy absolutamente convencido de ello.

Xavier Merino i Serra, miembro de ACAT y de Justícia i Pau de Girona.
12 de Junio de 2017