Estat opini Marc Grau actualitzadaArtículo de opinión de Marc Grau, presidente de Justicia y Paz de Terrassa, que nos envía desde Cambdridge, Estados Unidos.

La revolución del cuidado y Juárez

El cuidado. Canta  Battiato: te protegeré de los miedos, de la hipocondría, de los trastornos, de las injusticias, de los engaños, de los fracasos que tu naturaleza traerá, de los dolores, de los cambios de humor. Prosigue: te traeré silencio y paciencia, te salvaré de cualquier melancolía, porque eres un ser especial, y tendré cuidado de ti, yo sí, tendré cuidado de ti. Battiato canta, en principio, a su madre, y uno no puede más que emocionarse.

El lunes me encontré a Rosie, vecina del primer piso, cambiando una bombilla fundida de nuestro rellano. Nos habíamos escrito estos días ya que había marchado a otra ciudad para cuidar a su madre, que se había caído. El martes felicité a una de las mejores compañeras de trabajo que he tenido, Carmen, y me contestó que gracias, y que estaba en el hospital también con su madre. El miércoles hablé con mi abuela que se emocionó felicitando a su pequeña bisnieta que hace días que no ve. Lazos invisibles de amor que parecen no tener relevancia en unos días turbo-capitalistas.

Joan Lopez EdOArtículo de Joan F. López Casasnovas, miembro de Justícia i Pau Menorca.

Ocio y cohesión social

El departamento de salud de la Generalitat de Catalunya publicó a mediados de marzo pasado un informe que confirma que son los niños (especialmente las niñas) de familias pobres los que están recibiendo con mayor virulencia el impacto de la crisis económica de la última década. La foto resultante que nos deja el Observatorio sobre los efectos de la crisis desde el 2013 muestra un deterioro de la vida y la salud de los menores superior al del resto de la población, hasta el punto de que los menores de 16 años han pasado a ser el principal colectivo de riesgo en cuanto a morbosidad, salud mental, consumo de fármacos, hospitalizaciones, etc.

Llorenc Olive EdOArticulo de Llorenç Olivé, miembro de Justícia i Pau Barcelona.

De las trincheras de la Guerra Civil española a Colombia

Este primer trimestre del año hemos tenido la ocasión de ver por TV3 el programa documental Trinxeres. Tres periodistas recorren, como nos cuentan en el inicio de cada capítulo, toda la línea desde los Pirineos hasta las Tierras del Ebro, de lo que fueron los últimos días de las batallas de la Guerra Civil española.

Son unos reportajes breves, que se pueden ver en cápsulas separadas y que nos aportan aspectos personales de nuestro pasado. Han sido unos magníficos reportajes, fáciles de ver y entretenidos, pero que aportaban el mal sabor de las consecuencias de una guerra y de las heridas aún abiertas

Hace ochenta años de la Guerra Civil. En Cataluña hace sólo diez años que se aprobó una ley de la memoria histórica. En España esta memoria histórica aún está por recuperar. Días atrás leíamos una sentencia que obligaba al Ayuntamiento de Alicante a restaurar nombres de calles, no sólo con placas franquistas, sino de reconocimiento de grupos armados del conflicto.

Artículo de opinión de Eduard Ibáñez, director de Justícia i Pau Barcelona.

 

¿Es todavía ley vigente la Constitución española en Cataluña?

¿Está todavía vigente jurídicamente la Constitución de 1978 en Cataluña? Y si todavía está vigente, en qué medida?

En mi humilde opinión como jurista, los acontecimientos políticos que se han producido en Cataluña en los últimos años y hasta hoy, han generado una mutación profunda del orden jurídico constitucional vigente, el cual debe ser reinterpretado mientras no se llegue a una salida política democrática a la problemática creada. Por mucho que los tribunales españoles se empeñen en ponerse una venda en los ojos como si nada hubiera pasado, el ordenamiento constitucional ya no puede ser interpretado ni aplicado jurídicamente de forma normal como se había hecho hasta ahora.

 

Anna Sangra EdO

Articulo de opinión de lAnna Sangrà, responsable de el área de migraciones de Justícia i Pau Barcelona.

 

Puedes trabajar... ¡pero quítate eso!

Aún quedan carteles del Día de la Mujer en la calle. Y así como quien no quiere la cosa, ha pasado un año y aun cobramos menos, ocupamos menos lugares de poder, conciliamos laboralmente mucho más ... todo eso mientras las mutilaciones genitales femeninas, los matrimonios forzados o las víctimas mortales por violencia machista no cesan.