COMUNICADOS

Comunicado ante las tres muertes que han tenido lugar en las últimas semanas en las prisiones de Cataluña

Las organizaciones firmantes hemos tenido conocimiento de que se han producido tres muertes en las últimas semanas en los Centros Penitenciarios catalanes, habiéndose producido dos de ellas en situación de aislamiento penitenciario.

En primer lugar, queremos trasladar el pésame a sus familiares, en un momento que sabemos muy difícil y duro para ellas. Queremos mostrar nuestra preocupación por una realidad que no cesa. El número de fallecimientos en prisión es elevado y en 2020 los suicidios en las cárceles catalanas aumentaron un 60%, según los datos facilitados por el Departament de Justícia de la Generalitat. Queremos poner de manifiesto la necesidad de realizar una auditoría sobre los fallecimientos en prisión para analizar de manera estructural las causas, así como las medidas que deberían tomarse para reducir o evitar los fallecimientos en prisión.

Las dos muertes que han tenido lugar en los últimos 10 días se han producido en aislamiento penitenciario. A pesar de que gracias a la incidencia del trabajo de las organizaciones de derechos humanos se ha reducido el número de horas de aislamiento penitenciario cuando las personas están en primer grado, no ocurre lo mismo cuando están sancionadas. El aislamiento produce efectos muy graves en la salud física y mental de las personas tal y como llevamos años señalando. Cabe destacar que en abril de 2015, la muerte de Raquel E.M. en aislamiento abrió un ciclo de reflexión ante la situación y a pesar de que se han producido cambios, la situación sigue siendo muy grave.

El uso del régimen de aislamiento prolongado en el Estado español y en Catalunya ha generado la preocupación de organismos internacionales, incluyendo el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas, quien señaló que su aplicación excesiva puede constituir tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes e instó al Estado a asegurar que solo fuera utilizado como medida de último recurso, bajo estrictas condiciones de supervisión y control judicial (CAT/C/ESP/CO/6, para 6).

Respecto a los hechos acontecidos el pasado 27.06.2021 en el Departament Especial de Règim Tancat (DERT) del Centro Penitenciario Puig de les Basses en los que falleció el interno M. C. E. H., las organizaciones firmantes quieren reconocer la implicación de este interno en la denuncia de malas praxis dentro de los centros penitenciarios, alertando en varias ocasiones sobre posibles situaciones de malos tratos hacia él, en especial, en régimen de aislamiento. Participó en el Grup de Treball creado en el Parlament de Catalunya en el año 2017 para tratar el tema del aislamiento penitenciario, el cual contribuyó a la aprobación de la Circular 2/2017. En 2018, fue visitado por el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa en su visita a Catalunya. Su última denuncia, en el año 2020, provocó que la Organización Mundial contra la Tortura emitiera un llamado urgente (08.07.2020) instando a las autoridades españolas y catalanas a tomar todas las medidas necesarias para salvaguardar su integridad física y psicológica. Tras una investigación interna de esos hechos fue expedientado un funcionario de aquel centro. Los hechos sucedidos en Puig de les Basses se están investigando en la actualidad y por lo tanto los familiares del fallecido con su representación letrada ejercida por IRIDIA, informaran de sus avances en el momento que lo consideren oportuno.

Ante los hechos acontecidos, las organizaciones firmantes solicitamos:

  • Que se lleven a cabo investigaciones profundas, rigurosas y rápidas sobre las causas de las muertes. Asimismo, es necesario que desde el servicio de inspección penitenciaria se tomen las medidas cautelares pertinentes para preservar toda la prueba sobre los hechos.
  • Que se genere un protocolo eficaz de comunicación a familiares de personas fallecidas en prisión entre el Departament de Justicia, la fiscalía y los juzgados para evitar que se produzcan situaciones de desinformación y de agravamiento de las informaciones vividas.
  • Que se investiguen las filtraciones de datos personales producidas presuntamente por funcionarios de prisiones el domingo 27 de junio de 2021 tras el fallecimiento del interno M. C. E. H., que ha provocado aún más dolor en la familia del mismo.
  • Llamamos la atención una vez más, sobre la opacidad de los DERT, que dificultan la fiscalización de las prácticas de instituciones penitenciarias por parte de las familias de los internos, las entidades de derechos humanos y la ciudadanía. Unos espacios que pueden llevar a las personas internas a situaciones límite, que les producen daños en la salud física y psicológica y que incrementan desenlaces trágicos, como los ocurridos estas últimas semanas. Cabe recordar que las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Mandela) prohíben el aislamiento superior a 15 días consecutivos, plazo ampliamente superado en numerosas ocasiones debido al cumplimiento de primeros grados prolongados y de sanciones acumuladas. Reclamamos el fin del aislamiento penitenciario, dado que es la única forma de garantizar un modelo compatible con el derecho a la salud, a la dignidad y a la integridad física y moral de las personas internas.

Organizaciones firmantes: Associació Catalana per a la Defensa dels Drets Humans - Associació de Familiars de Presos a Catalunya - Comissió de Defensa dels Drets de la Persona i del Lliure Exercici de l'Advocacia - IACTA (Cooperativa d’assesorament jurídics i transformació social - Instituto Derechos Humanos de Cataluña - Iridia. Centre per la Defensa dels Drets Humans. - Justícia i Pau - Observatori del Sistema Penal i els Drets Humans de la Universitat de Barcelona (Universitat de Barcelona) - Organización Mundial Contra la Tortura