Bernat Sellarès y Maria Villalonga
NOTICIAS

Crónica del encuentro Economy of Francesco 2020

Compartimos esta crónica de Bernat Sellarés, coordinador de Economy of Francesco, y María Villalonga, sobre el encuentro virtual entre jóvenes economistas y emprendedores de todo el mundo, los días 19, 20 y 21 de noviembre, para iniciar un proceso de cambio global para construir una economía más justa, inclusiva y sostenible.

****

El pasado mes de mayo de 2019 el Papa Francisco envió una carta desde la Santa Sede convocando jóvenes economistas, emprendedores y change-makers de todo el mundo a participar en un encuentro internacional titulada Economy of Francesco. Esto fue sin duda un hecho revolucionario: el Papa ponía la confianza en los jóvenes como voces proféticas y de cambio. Cualquier líder mundial que hubiera querido iniciar un cambio en el ámbito económico seguramente hubiera reunido los más poderosos para implementar acciones de arriba hacia abajo. En cambio el Papa ha confiado en los más jóvenes para iniciar un proceso que aspira a cambiar de abajo hacia arriba.

El encuentro debía tener lugar en Asís en marzo de 2020, pero el estallido de la pandemia obligó a posponerla al mes de noviembre. Hace pocos meses, dada la situación sanitaria, la organización del evento decidió tirar igualmente adelante el encuentro pero en formato en línea.

Los 2.000 jóvenes seleccionados hemos compartido durante tres días diversas ponencias y grupos de trabajo en formato webinar, que se han compaginado con momentos de oración, reflexión y contemplación, con la participación de un gran número de artistas, además de varias retransmisiones sobre la vida de San Francisco de Asís. Se ha querido, por tanto, que EOF fuera desde el inicio un movimiento proactivo pero que nazca de la reflexión y el discernimiento. 

Jueves 19 vivimos la apertura del evento con gran emoción, en directo desde la Basílica de San Francisco de Assís. Esta fue a cargo del grupo de música das y de los presentadores del evento, tres jóvenes de diferente nacionalidades uno de los cuales era musulmán, un bonito detalle que hacía evidente el carácter abierto de EOF. A continuación contamos con la bienvenida del obispo de Asís Mn. Domenico Sorrentino, el cardenal Peter Turkson, la alcaldesa de Assís Stefania Proietti, y el economista Stefano Zamagni. Todos transmitirnos la urgencia y el encargo de cambiar la economía actual. A continuación organizamos diferentes webinars de trabajo donde pudimos contar con Jeffrey Sachs o la Premio Nobel de la Paz Susi Snyder, y fuimos terminando la jornada con la representación de una obra teatral.

Durante la segunda jornada, participamos en webinars interactivos con expertos como Consuelo Corradi, R. Petrini y Vilson Groh, además de contar con Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz, en la sesión plenaria. También se desarrolló un taller llamado "Una nueva educación para una nueva Economía" donde nos organizamos en grupos reducidos dirigidos por economistas de renombre.

Si bien es verdad que la vocación de EOF es claramente internacional, no quiso dejar de lado la realidad territorial de cada país o región. Así, durante el evento se organizaron dos iniciativas para dar visibilidad a los territorios y tejer complicidades a escala local. La primera iniciativa fueron los llamados Hubs, puntos físicos donde los participantes se podían reunir y seguir juntos el evento además de organizar sesiones o ponencias paralelas. El Hub de Cataluña, que tenía que estar situado en Castell d'Aro, no fue posible realizarlo dadas las restricciones a la movilidad. Sin embargo, en el ámbito español se organizó un Hub en Madrid donde todos los participantes del Estado nos pudimos conectar en línea y seguir las diferentes actividades, entre las que contamos con ejemplos de empresa social, como La Fageda o Auara.

La segunda iniciativa fue la llamada Maratón, que consistió en hacer conexiones ininterrumpidas desde las seis de la tarde del viernes hasta la una y media del sábado con hasta 18 países diferentes. En cada conexión se velará por que los participantes expresaran en su idioma y mostrar así las singularidades de casa región. La conexión desde el Estado español contó con vídeos de participantes de varias comunidades autónomas en los que dieron a conocer sus motivaciones y los proyectos que estaban llevando a cabo en relación con la convocatoria de EOF.

La última jornada, el sábado 21, tuvieron lugar conferencias destacadas, como las de Kate Raworth y John Perkins bajo el título "Todos somos países en vías de desarrollo", además de una sesión interactiva con diferentes grupos de los doce en que ha dividido EOF. De hecho, hacía ya unos meses que los participantes de EOF estábamos trabajando divididos en 12 villages, "poblados" como los hemos llamado, en clara referencia simbólica a las doce tribus de Israel y los doce apóstoles. Estos grupos, divididos en grandes temas y cuestiones económicas, han mantenido una vocación cristiana y humanista que se ha querido hacer evidente en el título de los mismos temas, contrapesa el tema económico que han abordado con lo que podríamos llamar el ideal humano . Por ejemplo, el grupo de trabajo y cuidado, o bien los de gestión y donación, finanzas y humanidad, agricultura y justicia, energía y pobreza o beneficio y vocación.

La sesión del sábado también fue el momento de los participantes más jóvenes, menores de 18 años, que transmitieron su voluntad de trabajar entre todos para construir un futuro mejor, algunos de ellos dando a conocer proyectos sociales, como los de recogida de plásticos emprendidos por hombres y mujeres muy, muy jóvenes. Hemos podido ver estos días como EOF supone ya ahora la puesta en práctica de muchas de las ideas contenidas en la doctrina social de la Iglesia y especialmente de Fratelli Tutti: una verdadera encarnación.

La última parte del día fue el esperado momento en que pudimos escuchar el mensaje que nos dirigió el papa Francisco. A continuación, varios jóvenes leímos en nuestra propia lengua los 12 puntos de la declaración final y de compromiso que hemos elaborado todos los participante y que puede consultar en francescoeconomy.org. En esta declaración, los jóvenes nos hemos comprometido a aportar, cada vez más, sal y levadura en la economía de todos. La sal que nos permite custodiar sin corrupción los bienes y nos hace que la vida económica tenga gusto. El gusto del trabajo hecho con sentido, del buen trato a todo el mundo, de la generosidad y gratuidad, de la colaboración. Y el ser que nos permita crecer. No un crecimiento ilimitado de la economía, sino el crecimiento integral de todas las personas a través del trabajo y la reciprocidad económica. Podemos decir que EOF 2020 ha sido, más que la llegada a un punto determinado, el punto de partida de un movimiento. El esperado encuentro presencial está prevista para el próximo noviembre de 2021 en Assís.

 

Bernat Sellarès
Coordinador y participante d’Economy of Francesco

Maria Villalonga
Participante d’Economy of Francesco