COMUNICADOS

Ecuador: Grave situación carcelaria en el país cobra la vida de 68 presos en un nuevo incidente.

Justicia i Pau observa con preocupación la situación carcelaria en Ecuador, que nuevamente se cobra la vida de 68 internos en Guayaquil, a tan solo un mes del motín más letal del país ocurrido en ese mismo centro carcelario en el que murieron 119 presos

País

Ecuador
Tipo de violación de DH Asesinato, integridad física, tortura
Víctimas Prisioneros
Acciones de denuncia

Presión mediática, política y social, incidencia de instituciones

 

Durante la noche del viernes 29 de septiembre hasta tempranas horas de la madrugada del sábado, tuvo lugar un nuevo enfrentamiento entre internos del centro penitenciario CPL GUAYAS Nº 1 de Guayaquil, que deja hasta el momento un saldo de 68 muertes. Las causas del motín, según informe del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI) se deben a enfrentamientos entre bandas criminales en el interior de la prisión. 

La situación enciende las alarmas nuevamente ya que este hecho ocurre a tan solo un mes del anterior incidente dentro del mismo centro penitenciario que dejó un saldo de 119 muertes. Preocupan las declaraciones hechas por miembros de la Policía Nacional, en las que se confirma la tenencia de armas de fuego por parte de los reclusos y que impidieron la entrada a tiempo de la seguridad pública. Cuestionamos la procedencia de estas armas, máxime cuando en el informe entregado el mes pasado por la SNAI confirmaba la incautación de toda arma de fuego en manos de los internos.

Los hechos presumen notorios fallos en los controles de seguridad en el interior del penal, que ha permitido la entrada de armas blancas y de fuego, inclusive de largo alcance; aún más alarmante es el hallazgo de artefactos explosivos como granadas y la gran cantidad de munición que han facilitado estos enfrentamientos armados. Junto a esta irrefutable falta de seguridad, no es exagerado presumir que dichas armas han llegado a manos de los internos mediante sobornos pagados a los encargados de la seguridad del penal. De confirmarse tal hipótesis, destaparía una peligrosa cadena de corrupción y el origen de estos lamentables hechos.

Igualmente es imperioso que el Gobierno Nacional intervenga con prioridad en las políticas carcelarias del país, ya que, de acuerdo con la declaración del Gobernador de Guayas, provincia donde se encuentra el penal, el SNAI tiene designado sólo a ochenta funcionarios para la custodia de ocho mil presos, que además no tienen autorizado el uso de armas para realizar sus labores de vigilancia.

Justicia i Pau recuerda que los estados tienen el deber jurídico de adoptar medidas que garanticen el derecho a la vida, integridad personal y seguridad de todas las personas incluyendo aquellos que se encuentran cobijados por sentencias judiciales. Instamos a las autoridades ecuatorianas a coordinar y ejecutar acciones para restablecer el orden y evitar la repetición de estos hechos, así como también aumentar la seguridad y vigilancia en las penitenciarías, prevenir la acción de grupos criminales, y sobre todo a realizar una investigación independiente, inmediata, exhaustiva e imparcial en torno al hallazgo de armas de fuego y artefactos explosivos en manos de los internos.

Wilmer López
@willyddhh

---------------------------------------------------------------------------

[1] Comunicado oficial del SNAI, vía Twitter https://twitter.com/ComunicacionEc/status/1459935561440014338
[2] Véase entrevista completa en BBC, https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-59286354