C. Arias
NOTICIAS

La tarea que hacen los voluntarios no la puede hacer la administración

Vulnerabilidad, estigmatización social o deficiencia por parte de las administraciones públicas, son algunas de las situaciones a las que se enfrentan las personas que salen de la cárcel. Muchas de estas situaciones, entre otras, son las que podemos encontrar en el libro "Salir de la cárcel: una aventura incierta" de Justícia i Pau y la editorial Icaria, escrito por Xavier Badia, Juli de Nadal, Roser Garcia y Irene Montferrer, todos ellos miembros del voluntariado de prisiones de nuestra entidad.

En la presentación del libro, que tuvo lugar el pasado 1 de diciembre, de forma telemática, participaron Anna Monjo, editora de Icaria editorial; Eduard Ibáñez, director de Justícia i Pau; Juli de Nadal y Roser Garcia, autores; y Arcadi Oliveres, Presidente de Justícia i Pau y prologuista del libro. El acto fue  moderado  por la periodista Georgina Castillo.

Después de una breve presentación de los participantes, la periodista entró en materia resumiendo el contenido del libro y destacando la labor del voluntariado a la hora de acompañar a las personas internas en la salida definitiva de la cárcel.

Según palabras del propio director de Justícia i Pau, el libro se escribió en el marco del grupo "Apoyo". Una iniciativa que nació hace tres años con el objetivo de apoyar y ofrecer acompañamiento a los internos en su salida de la cárcel. Además E. Ibáñez destacó este momento del proceso de reinserción como el más relevante, y donde el sistema actual no da respuesta suficiente para culminar con éxito el ciclo de reinserción.

También destacó que "la tarea que hacen los voluntarios no la puede hacer la administración. Son una pieza esencial en la lucha contra la marginación para poder superarla. Establecen una relación de persona a persona.".

Todas las personas que participaron  en el coloquio coincidieron en señalar la precariedad y el desamparo como elementos a los que se enfrentan las personas internas en su salida del centro penitenciario. A esta situación hay que añadir el estigma al que son sometidos por el hecho de haber pasado por la cárcel. Por ello, Anna Monjo explicó la necesidad de publicar este libro, con el fin de acercar a la ciudadanía la realidad y complejidad del tema, y con el objetivo de crear conciencia social. Por este motivo la editorial Icaria, afín a temas de sensibilidad social, encontró interesante impulsar el proyecto desde un primer momento.

Durante el acto se puso de relieve la labor que realiza el voluntariado destacando sus funciones de sugerir, informar y apoyar a los exreclusos para que comiencen a adquirir responsabilidad y puedan empezar a tomar decisiones, ya que como apuntó Juli de Nadal, cuando están internos sólo deben cumplir con las reglas establecidas por el sistema penitenciario.

Otro aspecto donde hubo consenso por parte de los ponentes fue en la crítica a la actual Ley de Extranjería y la existencia de los CIE como elementos poco funcionales dentro de un sistema penitenciario lleno de fallas y sin una red correctamente informatizada. En este sentido, una de las soluciones propuestas por Arcadi Oliveres, ex director de Justícia i Pau, implica aplicar el principio de subsidiariedad. Es decir, dar más competencias a los ayuntamientos en la gestión en vez de las Comunidades Autónomas o el Gobierno Central.

Posteriormente se abrió un turno de preguntas donde las personas que seguían el acto, de manera virtual, pudieron plantear sus dudas respecto a lo que se estaba exponiendo. También los asistentes aprovecharon este canal para felicitar a los autores por la labor que realizan y por la publicación del libro.

Finalmente la periodista concluyó el acto ofreciendo el último turno de intervención a cada uno de los participantes, quienes ofrecieron una breve reflexión sobre la situación, y agradeció también la asistencia a las personas que habían seguido el acto.

 

Carlos Arias

 

Se puede ver el acto entero aquí:

imagen del evento