NOTICIAS

“Las personas sabias y santas han vivido en armonía con la naturaleza y sus espiritualidades”

El pasado 20 y 21 de noviembre tuvo lugar la Jornada Anual de la XIP (Red Interreligiosa por la Paz) bajo el título “Ecología, Espiritualidad y Paz”.

El primer día de la jornada, el viernes 20, después de la presentación inicial por parte de  Dulce Balil -miembro de la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial-, los participantes pudimos ver y disfrutar del espectáculo “La Mama de los árboles”. Esta representación, que se pudo seguir de manera on-line, trata sobre la que fue la Premio Nobel de la Paz del 2004, Wangari Maathai. La compañía “Fes-t’ho com vulguis” supo transmitir su mensaje con una sencilla y tierna belleza y con una gran transparencia didáctica.

La jornada continuó el sábado por la mañana. Después de la bienvenida a las personas asistentes, a cargo de Marta Matarin, de la Asociación Brahma Kumaris, se continuó con unos minutos de silencio. A continuación, se pasó a la ponencia del doctor en biología ambiental  Josep M. Mallarach, coordinador de la XIP y miembro de Justicia y Paz y de AUDIR, presentado por Quim Cervera.

El passat 20 i 21 de novembre va tenir lloc la Jornada Anual de la XIP (Xarxa Interreligiosa per la Pau) sota el títol “Ecologia, Espiritualitat i Pau".

La ponencia insistió en la importancia de entender que estamos viviendo en una crisis global sistémica, de la que la Covid es un aspecto, y que las causas de la desigualdad social y de la depredación grave de la naturaleza son las mismas: un sistema que va destruyendo a la naturaleza y a la humanidad, sobre todo después de la industrialización y de la occidentalización del mundo. Nos recordó que la tierra tiene una autoregulación limitada y que la estamos desbordando. El ponente afirmó que la vida y la tierra son un don y que, por lo tanto, las tenemos que respetar y cuidar porque todos tenemos una gran responsabilidad. También apuntó que las personas sabias y santas han vivido en armonía con la naturaleza y sus espiritualidades, arraigadas en las grandes sabidurías de la humanidad. Estas pueden servir como buenas aportaciones para afrontar la crisis profunda que vivimos. La visión del mundo que da lugar a unas creencias, que a la vez fundamenta unos valores y unas actitudes, es lo que hay que cambiar. En este punto es donde la espiritualidad puede tener un gran papel. Mallarach también remarcó la necesidad de la coherencia, de la recuperación de la vida contemplativa, de la actitud reverencial, de la austeridad, del agradecimiento del don recibido y de la humildad en nuestra vida personal, familiar, asociativa y en las comunidades de cada creencia.

Después de su intervención, las persones participantes pudieron establecer un diálogo muy rico con el ponente, con unas preguntas y aportaciones muy interesantes y unas respuestas que ayudaron a concretar, sobre todo en la práctica, lo que se había anunciado en la ponencia.

A continuación se dividió a los asistentes en los siguientes grupos de trabajo:

1. Una nueva mirada: relacionar crisis social (justicia social), crisis medioambiental (justicia ecológica) y movimiento por la construcción de la paz en el mundo, moderado por el Padre Alfonso, de la Iglesia Siroantioquiana, y con Elisabeth Lheure, de la comunidad Bahà'í de Barcelona, recogiendo las aportaciones.

2. Nuevos estilos de vida: generar procesos de cambio en las comunidades y propiciar nuevos estilos de vida en los miembros de cada comunidad religiosa o espiritual. Promover una espiritualidad con contenido ecosocial y de paz, sobre la cual vincular los cambios de mentalidad necesarios, moderado por Dolors Oller, miembro de Justicia y Paz y de las comunidades cristianas al amparo de los jesuitas, y con Noemí Cortés, de la Iglesia Evangélica de Gracia, recogiendo las aportaciones.

3. Compromiso social: impulsar la participación de cada comunidad religiosa o espiritual y de los miembros de cada comunidad en campañas, acciones, entidades y redes que trabajan para una sociedad más justa, solidaria, respetuosa con la naturaleza y en paz, moderado por Arnau Oliveras, musulmán, coordinador del Grupo de Diálogo Interreligioso de Reus, y con Mouna Mechaal, musulmana del grupo AUDIR joven que organiza la Noche de las Religiones, recogiendo las aportaciones.Los grupos, constituidos por una media de 15-20 personas cada uno, dedicaron un rato a la presentación de todos los miembros para hacer visible la diversidad religiosa y espiritual presente. En un segundo momento se compartieron las diferentes experiencias concretas referidas al tema del grupo.

Las aportaciones de los grupos se recogerán en un documento de conclusiones que también se hará público.

Marta Matarin despidió la jornada expresando su agradecimiento a todos los que la habían hecho posible y orientando un silencio, con música de fondo, contemplando la imagen de un olivo, elemento representativo de las Jornadas anuales de la XIP y símbolo de la voluntad de paz y de armonía.

 

Grabación de la obra “La Mama de los árboles”

Grabación de la ponencia de  Josep Maria Mallarach