Justícia i Pau Catalunya
COMUNICADOS

Abandonar la represión para comenzar a construir un nuevo consenso político

Dentro de tres meses hará un año que se hizo pública la sentencia del juicio a diferentes políticos y líderes sociales independentistas. Después de una larga reflexión y un trabajo conjunto por parte de las diversas comisiones de Justícia i Pau Catalunya, dificultada por la situación de crisis sanitaria, hacemos público este documento con nuestras consideraciones en torno a la Sentencia del Tribunal Supremo y caminos de salida del conflicto.

En este documento, Justícia i Pau Catalunya analiza la Sentencia dictada por el Tribunal Supremo español que condena por sedición y otros delitos nueve líderes sociales y políticos catalanes con relación a los hechos en torno al 1-O-2017.

El punto de vista de la entidad es la promoción de los derechos humanos, de las personas y de los pueblos, la justicia social y la paz, inspirados en la fe y la doctrina social de la Iglesia, a fin de ofrecer una opinión que pueda ser útil para aquellos que puedan tener interés.

En todo caso, este es un documento abierto al debate y la crítica. Expresa el posicionamiento en conciencia de la entidad, pero no pretende representar a nadie más y respeta plenamente que otras personas o instituciones eclesiales tengan opiniones muy diferentes. Tampoco se busca la defensa ni la identificación con ninguna opción política concreta sobre el fondo de la cuestión. Todas las opciones y opiniones en este terreno son legítimas y respetables, mientras se defiendan de forma pacífica y respetuosa de los derechos y las opiniones de otros.

Justícia i Pau, reiterando lo expresado en comunicados anteriores, razona en profundidad, con asesoramiento técnico, su convicción de que se trata de una condena errónea e injusta, que supone una violación de los principios democráticos y los derechos fundamentales de los afectados, acuerdo con lo que han dictaminado muy diversas instituciones independientes y ONG de derechos humanos. Considera también que esta sentencia, y también el resto de procesos penales en curso por los mismos hechos, complican la resolución del conflicto político existente y perjudican gravemente la convivencia, y pide la exoneración y liberación de todos los condenados.

Justícia i Pau hace un llamamiento al Estado para que abandone el camino injustificado de la represión penal de estos hechos y reclama a todos los actores implicados el inicio de un proceso multilateral de diálogo y negociación que afronte el conflicto subyacente. El diálogo profundo, serio, sincero y paciente es el único camino posible. El objetivo debe ser llegar a una solución política justa, democrática y duradera y un nuevo consenso social y político que sea aceptado ampliamente por la ciudadanía de Cataluña.

En el siguiente enlace se puede leer la nota completa.