NOTICIAS

Primer Diálogo Arte LS' a Montserrat

El 6 de junio de 2021, una veintena de artistas de diferentes sensibilidades espirituales y de diferentes ámbitos artísticos, convocados por Justicia y Paz y acogidos en la Comunidad de San Benedicto de Montserrat, hemos profundizado juntos sobre las resonancias que se producen entre la encíclica Laudato Si’, la Natura y el arte.

La jornada ha propiciado espacios de silencio y comunión con la natura, guiados por Xavier Perarnau; momentos de reflexión y diálogo compartido y también ocasiones para compartir realizaciones artísticas, como por ejemplo una escultura de Madola, varias cerámicas de Regina Goberna y de Montserrat Viñas y la interpretación musical de Neus Santesmases; y, como no podía faltar, tiempo a compartir la mesa. Enlace al videoresum de la jornada.
Presentamos a continuación un extracto de este diálogo conjunto.
 

¿CÓMO RESUENA LS' EN EL CORO DEL ARTE?

La Natura, la Espiritualidad y el Arte son tres realidades inseparables en nuestra vida; estas dimensiones se interrelacionan y establecen sinergias entre sí, formando parte de un Todo.
A continuación se presentan las ideas-clave agrupadas en 3 apartados: La Natura, El poder del Arte y El Llamamiento de los artistas; La Espiritualidad los empapa todos y cada uno.

LA NATURALEZA

  • Nosotros somos Naturaleza y formamos parte de la Naturaleza.
  • Cuando nos acercamos a la Naturaleza, esta nos invita al silencio, a sentir y vivir su Belleza, sin separación. Entonces hacemos experiencia del Sagrado.
  • La Naturaleza, como el Arte, es un canal hacia la interioridad.
  • La Naturaleza tiene el poder de devolvernos a aquello que somos, porque es casa nuestra y nosotros somos Naturaleza. Nos devuelve al esencial.

EL PODER DEL ARTE

  • El Arte de por sí es un lenguaje espiritual, que no se tiene que intel·lectualitzar; que brota del más íntimo de la persona y a través de las emociones y llega directamente al coro.
  • El Arte es un eco de la creación del mundo, interpreta la vida. A pesar de que quizás a menudo vivimos demasiado alejados del esencial, de la Natura, para coger su valor.
  • Como la Naturaleza, el Arte nos pone frente a nuestra propia naturaleza; es un camino para buscar el sentido; nos interpela sobre quién somos y de donde venimos, nos recuerda nuestra raíz; nos desvincula del ego y nos plantea la esencia que compartimos todos.
  • El Arte nos impulsa a coger y a buscar la Belleza más allá de la superficialidad, con un sentido profundo que acoge el valor y el sentido de cada cosa, restituyendo la dignidad allá donde la vida se ha degradado.
  • El Arte tiene poder de unificar; es un medio para conectarnos con nosotros mismos y la Natura y conectarnos también con los otros; puede conectar personas desconocidas, alejadas en el espacio y el tiempo.
  • El proceso creativo, aquella vivencia que se produce en el transcurso de la realización de la obra, compuerta el hecho de estar plenamente presente en cada momento; nos conecta con el que somos, en el aquí y el ahora, con nosotros mismos y con la Creación.

EL LLAMAMIENTO DE LOS ARTISTAS

  • El artista puede aportar su sensibilidad para coger el sentido profundo que se esconde detrás la apariencia de la realidad.
  • El artista puede ayudar especialmente a prestar atención a la Belleza, estimarla y a salir del pragmatismo utilitarista, como dice Laudato Si’. (LS’215).
  • Cómo dice Laudato Si’ “somos gritados a ser los instrumentos del Padre Dios, porque nuestro planeta sea aquello que él soñó al crearlo y responda a su proyecto de paz, belleza y plenitud” (LS’53); y el camino del Arte nos tiene que llevar a enviar esta paz, belleza y plenitud que brota de una conexión profunda con la Vida.
  • Laudato Si' afirma que "No se trata de hablar tanto de ideas, como sobre todo de las motivaciones que surgen de la espiritualidad para alimentar una pasión por la cura del mundo.” Y el Arte tiene el poder de tocar estas motivaciones espirituales que nos pueden alentar apasionadamente en la cura del mundo. Y el artista tiene que ser el vehículo.
  • Sentir, de más cerca, desde la contemplación, el esencial; como receptáculos, captar resonancias para explicar el sentido y dar a los otros, en el mundo, una ofrenda desde el más profundo de nosotros mismos.
  • Entonces, el acto creativo puede acontecer un acto recreativo, en el sentido profundo de acontecer recreados más armónicamente con el Todo.
  • Somos gritados a vivir un proceso de transformación personal profunda a través del camino del Arte; y este camino pide compromiso y perseverancia.
  • En la medida que a través del Arte profundizamos honestamente en nuestra unión profunda con la Natura y el Sagrado, podremos acontecer vehículo para la transformación de los otros, en la línea de la transformación profunda de las personas y del mundo que pide Laudato Si’; cada cual desde su singularidad.

Si queréis leer el documento completo, hacéis clic a continuación.